Elba Esther Gordillo, en foto inédita

0

Elba Esther Gordillo aparece en una foto inédita que difunde Despierta con Loret, donde se ve a la maestra el día que marinos y agentes de la Procuraduría General de la República (PGR) la detuvieron, el 26 de febrero de 2013, luego de que su avión aterrizó en el aeropuerto de Toluca.

Elba Esther Gordillo venía de San Diego, California, la fotografía fue tomada justo al momento de su captura, hace cinco años y medio.

Según fuentes de Despierta, Elba Esther Gordillo pensó al principio que se trataba de un secuestro y mensajeó a sus contactos de alto nivel en el Gobierno federal para pedir que la rescataran.

Cuando nadie del Gobierno de Peña Nieto le respondió se dio cuenta de que iba en serio y amenazó al agente del Ministerio Público. Le dijo: “No saben con quién se están metiendo”.

Al darse cuenta que la estaban grabando se cubrió la cara con un antifaz de dormir. Ese día llevaba una sudadera que decía “Love Struck”, que quiere decir “golpe de amor” o “enamorada”.
Sesenta y seis meses después de su captura, así se ve Elba Esther Gordillo.
Estuvo cuatro días en una celda y el resto del tiempo en un hospital público adjunto al reclusorio, en una clínica privada y finalmente en su lujoso departamento de Polanco, en prisión domiciliaria.

La imagen fue publicada por El Universal. El diario informa que una fuente allegada a la familia le hizo llegar la fotografía.
El miércoles, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que respeta, pero no comparte la liberación de Elba Esther Gordillo.

A través de un comunicado, la PGR detalló que, sobre la resolución del Primer Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito de la Ciudad de México, en relación a la exdirigente sindical, la Procuraduría General de la República (PGR) respeta la decisión del Poder Judicial de la Federación (PJF), aunque no la comparte.

La PGR ha actuado, en todo momento, con estricto apego a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como a las leyes que orientan su actuación, y, sobre todo, en absoluto respeto a los derechos humanos”.