Encuentran posibles restos óseos en casa de abuelastro de Alondra

0

Chihauhua.- A casi un año de la desaparición de Alondra María, fueron encontrados los restos calcinados de un menor de edad en la casa de su abuelastro Ramiro Córdova Cárdenas, principal sospechoso del extravío de la niña de 10 años en Chihuahua, por lo que autoridades no descartan que pertenezcan a la menor.

Durante un cateo realizado en la vivienda de Ramiro, ubicada en la colonia Diego Lucero, elementos de la Fiscalía General del Estado hallaron dentro de una coladera restos óseos minúsculos con señales de haber sido quemados.

Los restos son analizados por peritos de la FGE, incluso se pensó en la posibilidad de que expertos argentinos también los analicen, de acuerdo con el reporte de El Diario de Chihuahua.

Pese a que el cateo se realizó hace mes y medio, hace unos días lo confirmó a los medios Jessica Corpus, madre de Alondra, quien señaló que se enteró del operativo tras una reunión con personal de la Fiscalía.

Alondra María desapareció el 18 de septiembre de 2017 y la Fiscalía Especializada de la Mujer activó una alerta Amber y activó un operativo para encontrar a la menor que desapareció al interior de su hogar.
El principal sospechoso es su abuelastro, expareja sentimental de la abuelita de Alondra; debido a que efectuó declaraciones falsas sobre el paradero de la niña cuando fue entrevistado por las autoridades en las primeras acciones de investigación.

En ese momento, a Ramiro lo dejaron en libertad, pero tras detectar que sus declaraciones eran falsas, lo volvieron a citar, sin embargo, no se presentó.

Al sujeto le fue decomisado su teléfono móvil, y en el vehículo que conducía se hallaron rastros de sangre, investigación que hace suponer que la menor fue víctima de un delito grave.

Hasta el momento se desconoce el paradero del abuelastro de Alondra, ya que renunció a su trabajo.

Vecinos de Ramiro -a quien apodan “Piri”- informaron que ha vivido en la colonia junto con su madre desde hace más de 35 años, incluso cuando tuvo pareja e hijos.

En el lugar, también vivió la abuela de Alondra durante 10 años.